Lanix L950 un flaco bien chévere

Extra oficialmente, hace casi un mes y medio tengo en mi poder un L950, que por invitación de Lanix directamente he venido probando sobre todo en su desempeño  en cuanto a cámara fotográfica se refiere. Y para ser sincero, aun si quererlo, este flaco (el Lanix no yo) no la tenía  nada fácil pues había un referente muy fuerte contra el que luchar en mi inconsciente, mi Iphone 6 Plus.

De los aspectos generales no voy a ocuparme, en ese sentido solo diré que el diseño me encantó, sobrio y minimalista, en el que resalto definitivamente lo delgado y liviano, dos características que realmente me impresionaron y que hacen del L950 un dispositivo muy cómodo de llevar

En cuanto a su cámara, de acuerdo a las especificaciones del equipo, cuenta con una posterior de 8 Mpx y una frontal de 5 Mpx. Para muchos quizás la cámara posterior podría haber sido de mayor resolución, personalmente creo que está bien revisé las imágenes en Photoshop y están muy bien;  para mi es más importante la calidad de las imágenes desde otros puntos de vista como color, nitidez y luminosidad, al fin de cuentas mis publicaciones son digitales.

Me llamó la atención la variedad de posibilidades que proporciona la aplicación de cámara fotográfica que trae, desde toma automática, toma panorámica, HDR y nocturna, hasta una opción más completa, toma profesional, en la que se puede manipular variables como ISO, balance de blancos, saturación, definición y exposición, con lo cual se tiene cierto mayor control al momento de hacer la captura.

A la hora de la acción y después de ver los resultados obtenidos desde la opción automática, quiero resaltar el registro e interpretación de color, así como el balance entre luminosidad y contraste y la definición de la imagen, generando fotografías vívidas, llamativas en luminosidad y color sin sobre saturaciones.

Estos resultados pueden ser mucho más interesantes si se trabaja con la opción de toma profesional.

Una característica que llamó poderosamente mi atención, es la compensación que puede hacer en la lectura entre las zonas muy luminosas y las muy oscuras, generando un balance muy interesante en la foto. Claro, esto se logra haciendo la lectura de exposición en el punto indicado, para lo cual tuve que probar en varios hasta encontrarlo

La zona detrás de la figura era muy oscura, y con la lectura en el punto indicado la cámara hizo un muy buen balance entre la luz y la sombra.

En conclusión, principalmente en términos fotográficos y a partir de mi experiencia durante este mes y medio, considero al Lanix L950 un buen equipo que ofrece un muy buen desempeño y relación costo beneficio para el consumidor.

Una anotación adicional que tiene que ver con el filtro Editor Facial, pruébenlo, realmente es divertido y puede “mejorar” tus fotos de retrato, por ejemplo: agrandando los ojos, suavizando la piel, ojeras, retirando manchas y mejorando el brillo 🙂

Publicaciones Similares

UNIRSE A LOS COMENTARIOS

diez − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.