Maranhao y el desierto con agua en Brasil

En el nordeste de Brasil está el Parque Nacional de los Lençois Maranhenses, un destino muy visitado por europeos pero no tanto por viajeros suramericanos.

Cuando supe que la invitación al viaje al nordeste de Brasil incluiría una visita a los lençois maranhenses, me puse a buscar en internet información sobre este lugar. Ya había visto algunas fotos que me habían parecido irreales, en las que un desierto interminable estaba adornado con oasis de aguas verdes y azules.

En estos tiempos en que casi cualquiera tiene acceso a un teléfono inteligente, es común la proliferación de información falsa en internet, montajes fotográficos en los que aparecen personas en sitios en los que jamás han estado y al lado de gente que jamás han conocido. De manera que no estaba seguro de qué tan confiables eran las fotos y los videos que había encontrado en la red.

Altas dunas rodean las lagunas en lel parque Lencois Maranhenses

Acostumbro leer sobre los lugares a los que voy a viajar. Por eso, mientras miraba por la ventana de la camioneta cómo montones de arena se veían con mayor frecuencia entre la vegetación a medida que avanzábamos, sabía que al que me acercaba no era un desierto más.

Habíamos salido temprano de la ciudad de San Luis y estábamos por llegar a Barreirinhas, la puerta de entrada al Parque Nacional de los Lençois Maranhenses.

Ubicado en el litoral oriental del estado de Maranhao, este desierto mide 155.000 hectáreas y tiene la particularidad de que recibe 300 veces más lluvia que el desierto del Sahara. Esto hace que las aguas atrapadas entre las dunas formen oasis que se convierten en una atracción imposible de pasar por alto al caminar por aquí.

Llegamos alrededor del mediodía al municipio de Barreirinhas, desde donde vinimos después de almuerzo hasta los lençois en vehículos 4×4 que traían a turistas brasileños, pero también a muchos japoneses y europeos.

Lençoi quiere decir ‘sábana’ en portugués. El nombre es muy apropiado porque alrededor de la Laguna de la Paz, la más cercana para quienes quieren darse un chapuzón de inmediato, se extiende un manto de arena que parece infinito.

Decidí no detenerme allí sino seguir caminando con el colega Germán Gómez Polo y con Juan Manuel Pitacco, el guía que venía acompañándonos a los periodistas que veníamos en este viaje. Luego de unos 20 minutos de andar a pie encontramos la Laguna de los Peces.

Esta laguna queda en el fondo de una duna tan alta como un edificio de seis pisos.

Se desciende en cámara lenta por una pendiente de 45 grados gracias a que la arena frena las pisadas. En la superficie del agua nadan unos peces verdes pequeños llamados piabinhas que hacen pedicure gratuito a quienes meten los pies en el agua.

El tiempo pasó sin que lo notáramos, mientras la arena se enfriaba poco a poco y los rayos del atardecer coloreaban el desierto con tonos naranja.

Eran más menos las 5 de la tarde cuando emprendimos el regreso luego de trepar en zig-zag por la duna que circunda la Laguna de los Peces.

De regreso los turistas salían de la Laguna de la Paz y se alistaban para montarse de nuevo en los vehículos 4×4 que nos sacarían del desierto. Mientras caía el sol nos quedamos un rato contemplando el atardecer desde lo alto de una duna. El cielo azul se teñía lentamente de rosado y de otros muchos tonos que también pintaban algunas nubes.

Entonces comprobé que las imágenes que había visto en internet no eran confiables. Para apreciar de verdad los lençois maranhenses es preciso estar allí, sintiendo la brisa de la tarde en la cara, con los pies descalzos hundidos en la arena tibia y con la certeza de que ninguna foto que se tome le hará justicia a este lugar.

Para leer más #HistoriasDeViaje de Juan, visite juanuribeviajes.com

*Invitación de Embratur y la Secretaría Municipal de Turismo de San Luis.

Información útil antes de viajar

Los colombianos no necesitan visa para viajar a Brasil. LATAM Airlines vuela a diario a Sao Paulo y conecta con San Luis. Otra opción la ofrece Avianca a través de su red de conexiones en Brasil.

Alojamientos.

Hotel Pestana Sao Luis.

Hotel Stop Way, en San Luis.

Hotel Gran Solare, en Barreirinhas.

Related

JOIN THE DISCUSSION

error: Content is protected !!