Hato La Aurora en los llanos del Casanare, un “safari” colombiano

Mientras más viajo por Colombia, más me convenzo de que en esta esquina de Suramérica tenemos no uno sino varios países. ¿Habrá diferencias más grandes entre sí, que las que exhiben Barranquilla y Amazonas; o el Chocó y Boyacá?

Estoy seguro de que esa diversidad es la que nos enriquece como nación. Sé que tendremos un mejor país en la medida en que los colombianos lo conozcamos y amemos.

Video de El Tiempo

Por eso en este espacio quiero contarles de una visita que hice no hace mucho al departamento del Casanare, uno de aquellos destinos que por décadas han estado fuera del radar del turismo convencional y que apenas ahora comienzan a despuntar como alternativa de viaje.

El sitio del que les hablaré es el Hato La Aurora, reconocido porque allí se puede vivir el “safari colombiano”. Se trata de una reserva privada de la sociedad civil que mide 17.000 hectáreas y ocupa partes de los municipios de Paz de Ariporo y Hato Corozal, en el oriente de Colombia

En La Aurora habitan, entre otros, chigüiros, babillas y aves como la corocora. A veces, como tuve la suerte de hacerlo, se presencia la liberación de una anaconda.Luego de llegar al hotel Juan Solito el plan consiste en ver el atardecer, acostarse temprano y levantarse a las 4 de la mañana para tomar un café negro y salir a las 5 en el platón de una camioneta que se desplaza en la oscuridad total.

Poco a poco el día le gana el pulso a la penumbra. La sabana se va despertando, el cielo empieza a teñirse de rojo y las chicharras se apagan para cederles el protagonismo a los monos aulladores y los alcaravanes.

En este punto del norte del departamento del Casanare, a cuatro horas y media por tierra de la capital, Yopal, se aprecia la fauna de la Orinoquia en un entorno natural, sin rejas ni confinamientos.

Una manada de unos 20 chigüiros descansa al borde del camino de herradura por el que transita el automóvil. Estos roedores, que pueden medir un metro y medio y pesar más de 80 kilos, observan con indiferencia a los viajeros. Nelson Barragán, quien administra los servicios ecoturísticos del Hato La Aurora, explica que allí los animales no les temen a los humanos: “Están acostumbrados a ver gente y no se asustan porque nadie los persigue”, cuenta este sogamoseño que tiene ancestros de Casanare.

En La Aurora han sido identificadas unas 360 especies de aves, de las más de 1.900 que hacen de Colombia el país con el mayor número de especies de pájaros. Están, entre otros, los gansos del Orinoco; los garzones soldado, de cabeza negra, cuello rojo y plumas blancas; las garzas espátula de pico aplanado y plumaje rosado; y las corocoras, unos pájaros elegantes de pico curvo y plumaje de un rojo intenso.

Todo causa asombro en La Aurora: Nelson Barragán, que camina descalzo por toda la sabana; los trinos extraños de aves de aspecto aún más raro; la escena de unos pájaros de pecho amarillo que hacen pensar en mangos voladores bajo el follaje de los árboles.

También provocan admiración el hecho de cruzar el río Ariporo en curiara, una embarcación de madera más angosta que una canoa pero más larga; y la facilidad que para enlazar caballos y vacas tiene Julio Estepa, un hombre de manos gruesas y calludas que arrea ganado y marca potros cuando no está guiando a los turistas.

La Aurora es un paraíso para los aficionados a observar aves. Allí vi a una pareja de búhos guarracucos que al verme acostado en el suelo mientras los fotografiaba no dejaron de vigilar el agujero subterráneo donde habían construido su nido.

Este es un lugar de esos que no se olvidan.

Aquí les dejo algunos datos útiles para cuando hagan este viaje:

El Hato La Aurora queda a unas cuatro horas y media de Yopal (es importante ir en vehículo 4×4, pues hay partes de la carretera que son destapadas).

Sin embargo, el viaje puede tardar fácilmente una hora más debido a que el safari comienza mucho antes: existe la tentación de detenerse para observar aves típicas de la región, como corocoras, garzones soldados y hasta halcones miniatura. A ambos lados de la vía también se ven lagunas pobladas por decenas de babillas y pastizales en los que abundan chigüiros.

Hospedaje en el Hato La Aurora: Ecolodge Juan Solito. Tarifas desde 185.000 pesos por persona, en habitación triple. También se puede pasar la noche en hamacas. Teléfono: 3105805395; www.juansolito.com

Casanare Natural ofrece buenos planes en el departamento. Informes: 3112149690, www.casanarenatural.viajes. En Twitter: @CasanareNatural www.fundasenderos.com

Related

JOIN THE DISCUSSION

error: Content is protected !!