Bahía de Cispatá en Córdoba, belleza natural y autenticidad del Caribe colombiano

Estuve recorriendo la costa de un departamento, que por alguna razón no estaba tan presente en mi inventario de destinos colombianos, y no se imaginan la emoción que sentí al encontrarme con lugares que dan cuenta de la riqueza turística del país, una que definitivamente es mucho más amplia que los típicos destinos a los que estamos acostumbrados.

Hablo de rdoba, cuna de uno de los íconos nacionales, el Sombrero Vueltiao.

Este viaje fue una invitación de VivaColombia junto a Cispata Marina Hotel.

¡Que mentira la que acabo de decir!, por supuesto que Córdoba hace parte de mi inventario, por lo menos las islas de San Bernardo son un referente importante en él, y en esta ocasión tuve la oportunidad de agregar otros tantos lugares que definitivamente hacen de éste un territorio que hay que visitar.

Aeropuerto Los Garzones de Montería

Llegué a Montería en vuelo de VivaColombia desde Medellín, y luego tomé ruta vía terrestre hacia San Antero, específicamente buscando la bahía de Cispata, tras la promesa de encontrarme con un paisaje cautivador.

Una publicación compartida de quellevar (@quellevar) el

VivaColombia vuela directo desde Bogotá y Medellín con una frecuencia diaria. Y en conexión desde Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Lima, Panamá, San Andrés y Santa Marta.

Las delicias libanesas en Deyanira Quibbes

Una parada en la ruta que sin duda alguna debería ser obligada, es en Cereté, para comer las delicias libanesas que disfrutan los comensales en Deyanira Quibbes.

Sobre la vía principal que viene de Montería, a la entrada del municipio y a un costado de la carretera, se ubica la casona donde se pueden ver unas mesas de plástico y un portón a través del cual atienden y despachan los pedidos.

Este lugar tiene bien ganada su reputación, son famosos los quibbes, las empanadas de berenjena, los buñelitos de frijol… pero a mí en especial me sorprendió la empanada de leche cortada, no sabía qué me iba a encontrar al pedirla y me encantó.

Empanada de leche cortada
Empanada de leche cortada

Si, esta vez a diferencia de otras, no me había detenido a buscar la arepa de huevo, o las carimañolas… comidas del caribe colombiano que tanto me gustan, pero resulta que esta región tiene una gran influencia árabe, principalmente libanesa, que también es evidente en su gastronomía.

La Bahía de Cispata y Playa Blanca en San Antero

“Sin acento en la última a, y era el nombre de un cacique zenú”, eso respondió Alberto José el guía, a mi pregunta de cual era la forma correcta de pronunciar Cispata. 

Efectivamente la promesa era real: ésta es una hermosa bahía de aguas tranquilas que hipnotizan con su pausado resonar contra la arena, además, como lo comprobé horas más tarde y día tras día de los que estuve… cada atardecer es un regalo, que se puede disfrutar desde las cabañas del Cispata Marina Hotel, dispuestas frente a la bahía, de cara al poniente del sol.

El hotel está conformado por cabañas que permiten el alojamiento de 8 personas perfectamente acomodadas, y apartamentos con capacidad para 2, 4 o 6 personas.

Al lado opuesto de las cabañas, cruzando un pequeño canal y a pocos metros de éstas, se extiende la magnífica Playa Blanca de San Antero, larga y de arena suave, la más suave que yo he sentido.

Sus aguas son tibias, apacibles, y poco profundas gracias a la ligera pendiente de su playa mar adentro.

Entre semana resulta ser un lugar muy tranquilo y poco concurrido, cosa muy diferente el fin de semana, cuando la playa tiene una particular actividad por la visita de locales y turistas.

Y es precisamente en esos días cuando se le puede encontrar a Don Manuel, un costeño carismático que lleva más de 40 años preparando cocteles de camarones y otros productos de mar. Me contó que su secreto radica en la frescura de la materia prima, así como en mantener la cadena de frío… y claro el toque que le dan las vinagretas que él mismo prepara.

Pues tal fue la confianza que me generó verlo manipular y preparar los cocteles, que haciendo caso omiso de las recomendaciones sobre no comer en puestos callejeros, me atreví… y me comí uno de los más deliciosos cocteles de camarones que he probado.

Con Don Manuel quien prepara un delicioso coctel de camarones
Con Don Manuel quien prepara un delicioso coctel de camarones

Tuchín y la tradición de tejer la Caña Flecha.

Treciano, quinciano, un 19 o un 21… creo que para la mayoría de ustedes, igual que para mi hasta hace poco, estos rminos no significaban algo en absoluto; ahora puedo decirles que hacen referencia a la calidad con la que está elaborado un Sombrero Vueltiao.

El Sombrero Vueltiao o Sinuano se viene trenzando desde antes de la Colonia por los indígenas de esta región, pero en los últimos años ha adquirido gran reconocimiento en todo el mundo como uno de los principales objetos que representa la cultura del país; al punto que en 2004 fue declarado Patrimonio de la Nación.

En el municipio de Tuchín, que es principalmente dónde se teje, recomiendo visitar el taller de Don Reynaldo Mendoza, uno de los artesanos más destacados en la elaboración del sombrero, tanto… que entre los suyos se cuenta aquel que le fue entregado al entonces presidente de EE.UU, Bill Clinton en su visita a Colombia.

Cuando se observa un Sombrero Vueltiao, hay varios detalles que se deben apreciar, la principal característica tiene que ver con la cantidad de fibras con que se teje: entonces se habla de 13, 15, 19, 21, 23, progresivamente hasta un 31.

Estos meros nada tienen que ver con la cantidad de vueltas del sombrero, una idea que equivocadamente se tiene; hacen referencia a la cantidad de pares (par de fibras de caña flecha) que se emplean en el tejido, de manera que entre mayor el numero, mayor la cantidad de éstas por lo cual el resultado final será un tejido mucho mas tupido y fino.

Por ejemplo cuando se habla de un 31, se está tejiendo con 31 pares, es decir con 62 fibras… Don Reynaldo me cuenta que un sombrero de esta calidad puede tardarse dos meses en ser elaborado y puede llegar a tener un costo de dos millones de pesos.

Así fue mi corto recorrido por la costa de Córdoba, que incluyó también a Santa Cruz de Lorica, un municipio que había que visitar pues hace parte de la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia. Cuando se llega a él, siente uno que ha entrado a ese caribe de David Sánchez Juliao. Sin lugar a dudas la arquitectura, es uno de sus principales valores patrimoniales… pero esto será tema de una próxima nota.

Como lo mencioné al principio de este relato: regreso feliz de cada viaje en el que me encuentro una Colombia, que como dice una amiga española, ahora es más grande para los viajeros.

Related

JOIN THE DISCUSSION

error: Content is protected !!